Este virus que no sabe de historia del arte, ni de emociones, ni de honestidad intelectual, ni de militancia por un mundo más Justo, ni de valores, ni de amor por la Patria y por los demás sigue golpeándonos duramente… Se nos llevó también a Pino, un maestro, un compañero, un amigo, un hermano de lucha, un ejemplo para propios y extraños…Buen viaje querido Pino… Saludos a Juan Domingo, a Eva, a Favio, a Néstor, al Padre Mugica, José Ignacio, a Mario Alejandro Hilario, a los 30.000, al Tuky, a la tía Ana, a mi vieja… Qué lindo se está poniendo el cielo…!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *